Finalmente la Sociedad General de Autores ha conseguido imponer sus tesis y el Congreso de los Diputados introducirá el canon en los nuevos dispositivos multimedia y modificará sustancialmente el derecho a la copia privada que hasta el momento beneficiaba a los consumidores.