Se llaman addiators y son calculadoras mecánicas que permiten realizar sumas y restas, eran ligeros y portátiles. Su fabricación comenzó en 1920 hasta 1980 por la empresa berlinesa Addiator Gesellschaft. Aquí tenéis un simulador (está en alemán, pero no importa) por si queréis jugar y probar un rato estas antiguas calculadoras.

Estas fotografías las tomé en el Museo del embutido, en Castellfollit de la Roca (Comarca de la Garrotxa). A parte de estos curiosos artilugios también encontré esta Blickensderfer 7, una máquina de escribir diseñada en 1893 por George C Blickensderfer (1850-1917). Este modelo utiliza el sistema QWERTY, pero modelos anteriores utilizaban otros como el DHIATENSOR (fijaros en el modelo número 5 y en este otro). Otra cosa curiosa es el funcionamiento del tambor de impresión.

Si queréis mas info sobre esta máquinas de escribir aquí os dejo un link al The Virtual Typewrite Museum.