Después de cuatro meses de espera, por fin está aquí!!!,...ya duerme en casa el trolebús C4 Picasso. Ha sido un poco caótico todo el proceso de compra, desde la planificación inicial que nos dio Citroën de dos meses, la cosa pasó a cuatro (el doble de tiempo de espera a parte de cambiarnos la fecha de entrega en dos ocasiones). Según noticias que he podido ir viendo, Citroën ha tenido muchos problemas de suministro de piezas para su cadena de montaje (es una forma de pasar el marrón a otros,...) a parte del gran existo de ventas que ha tenido el C4 Picasso y que se han visto desbordados en las previsiones (este mes de agosto los trabajadores de la planta de Vigo (donde se fabrica este modelo para toda Europa) van a tener que currar, eso a parte de los turnos que se han montado para tener la fábrica operativa 24x7).

Una vez solventados los problemas de la fabricación, nos encontramos con los problemas del papeleo,...no se si por descuido del comercial o yo que se, la cosa es que también han tardado el doble de tiempo en la matriculación (según el comercial: “...en estas fechas tráfico está a mitad de personal...”). La matrícula no ha sido geek directamente (yo esperaba una del rollo 0021-FTP), pero “arrebuscando” por ahí un compañero me dio la solución: Free Software,...si la matrícula es FSW. También podría ser FileSystem for Windows (aunque con lo proLinux que soy no me hace mucha gracia).

Las primeras impresiones: el cambio automático pilotado (CMP) es una gozada, muy fino, fino,...y el automático va genial para condiciones de caravaning. La maniobrabilidad y las ayudas de los sensores delanteros y traseros, encendido automático de luces,...van de muerte!!!...aunque en ocasiones con tantos avisos y luces parece mas la Enterpise que un coche,...

Entre semana un poco complicado hacer fotos, así que habrá que esperar al fin de semana para sacarle un buen book.